BlogTodos

Efemérides del mes de abril

Por abril 6, 2020 abril 26th, 2020 No Comments

7 DE ABRIL DE 2020
Aniversario de la muerte de Cecilia Böhl de Faber

Más conocida como Fernán Caballero, seudónimo con el que firmó sus obras, nació en Morges (Suiza) el 27 de diciembre de 1796 y falleció en Sevilla el 7 de abril de 1877. Su padre, Juan Nicolás Böhl de Faber, era un hombre de negocios hamburgués y un erudito bibliófilo aficionado. Su madre, hija de un transportista de mercancías entre Europa y las Indias. Este crisol de diferentes nacionalidades y culturas fue determinante de su carácter abierto y cosmopolita, transcurriendo su vida entre viajes y estancias en Alemania y España. Casada tres veces, enviudó otras tantas. A la muerte de su segundo marido y empujada por sus circunstancias económicas publicó sus primeros trabajos periodísticos en La Moda y La Ilustración de Madrid y en rotativos de orientación conservadora, como La Razón Católica. Entre sus novelas, impregnadas por el movimiento romántico, destacan La hija del sol, Cuadros de costumbres populares andaluzas y Clemencia. Fallecido su tercer esposo, la ruina económica la empujó a dedicarse de lleno a la escritura y alcanzó tal fama que la misma Isabel II le cedió una vivienda en el Alcázar de Sevilla. Derrocada la Reina, tuvo que refugiarse en una modesta vivienda sevillana, donde murió. Por su inclinación periodística, muchas de sus obras fueron espejo de la sociedad contemporánea, por lo que no es raro que aparezcan militares en ellas, como en la novela costumbrista: Promesa de un soldado a la Virgen del Carmen (1863), en la que el protagonista relata sus experiencias en la reciente Guerra de África.

Monumento a Fernán Caballero en El Puerto de Santa María

13 DE ABRIL DE 1840
Artilleros heroicos

Al amanecer del 13 de abril de 1840 rompen fuego las baterías sitiadoras, al mando del Teniente Coronel de Artillería don Ramón de Salas y Hernandez contra el castillo turolense de Aliaga. Antes del mediodía estaba neutralizado el fuego de la artillería enemiga. Arruinado el primer recinto, los carlistas no cedieron. En la tarde del día 14 los artilleros ayudados por los Granaderos de la Reina bajaron a brazo las piezas por una cuesta escabrosa y rápida, bajo el fuego enemigo, colocándose en batería a unas cien varas de la fortaleza. Continuó el fuego nutrido, la resistencia se prolonga todo lo humanamente posible hasta el siguiente día. El día 15, a las cuatro de la tarde, los heroicos defensores Carlistas mandados por el comandante D. Francisco de Macarulla, se rindieron a discreción al General Leopoldo O’Donnell, al mando de las fuerzas Isabelinas, encargado de la conquista del Castillo.
El 31 de octubre de 1836, siendo comandante por la toma de Cantavieja (Teruel), dentro también de la primera Guerra Carlista, don Ramón de Salas y Hernandez ganó por su valor Cruz de 1ª clase de la Real y Militar Orden de San Fernando.
D. Ramón procedía de la Academia Militar de San Fernando (era un Gilito, el nombre popular que se daba a los alumnos de dicha Academia). Participó de en diversas acciones de la guerra contra el francés y en las carlistas. Fue escritor y tratadista. Murió de Mariscal de Campo con un destacado historial y múltiples condecoraciones.

Castillo de Aliaga

17 DE ABRIL DE 1711
Antigüedad del Arma de Ingenieros

La figura del Ingeniero Militar hunde sus raíces en los tiempos más remotos, pero no fue hasta el 17 de abril de 1711 que, por encargo del Rey Felipe V, y a propuesta del Ingeniero General D. Jorge Próspero de Verboom, se aprobó el proyecto de organización del Cuerpo de Ingenieros del Ejército. Esta fecha se considera como la de la antigüedad del actual Arma de Ingenieros del Ejército español.
La organización de un Cuerpo de Ingenieros surgió como consecuencia de la progresiva disminución del número de Ingenieros Militares en España. Eran muchas las causas de esta escasez, pero probablemente las de mayor influencia fuesen la desaparición de las Academias donde se formaban, la falta de atención a sus necesidades, y la ausencia de reconocimiento de sus aptitudes y conocimientos.
Así, en plena Guerra de Sucesión, cuando más acuciante era su falta, el entonces Ingeniero Mayor de los ejércitos españoles en Flandes es llamado a la metrópoli con el encargo de organizar el Cuerpo. Dos años más tarde, por medio de un Real Decreto sancionado por Felipe V en Zaragoza, ve la luz el Cuerpo de Ingenieros Militares. Pocos años más tarde, Verboom sienta las bases de la formación de los futuros Ingenieros Militares con la creación de la Academia de Matemáticas de Barcelona, de la que este año se cumple el 300 aniversario, que será celebrado en la Academia de Ingenieros del Ejército, en Hoyo de Manzanares (Madrid).

VER RESEÑA COMPLETA

Puente sobre el Ebro – Rgto. de Pontoneros y Especialidades de Ingenieros 12

26 DE ABRIL DE 1770
Nombramiento de Francisco Gautier como Director General de Construcción de la Armada

El 26 de abril de 1770 el francés al servicio de España Francisco Gautier fue nombrado director general de construcción de la Armada en sustitución de Cipriano Autrán. Gautier (Tolón 1733-París 1800) pasó a abanderar el modelo francés de construcción de navíos frente al tradicional inglés.
Al día siguiente de su nombramiento se le confirió el empleo de coronel de Ingenieros del Ejército, al tiempo que era nombrado igualmente director de carenas. Inmediatamente propuso y consiguió la creación del Cuerpo de Ingenieros de Marina (más adelante de la Armada), diseñando su orgánica, lo que fue aprobado el 10 de octubre del mismo año. Inmediatamente pasó a ser su primer director con carácter de ingeniero general y empleo de brigadier.
A pesar de la oposición de Jorge Juan y de la mayoría de los componentes de la Armada, que mantenían su opción por el modelo inglés, consiguió el apoyo de la Corte, que se reflejó en las Ordenanzas de Ingenieros y Pertrechos de 1772, y en su nombramiento este año como caballero de la Orden de Carlos III.
Sin embargo, su gestión seguía siendo cuestionada, lo que le llevó en 1774 a presentar la renuncia de su cargo, que no le fue aceptada. En 1780 participó en el sitio a Gibraltar, proponiendo el ataque a la fortaleza desde el mar con navíos blindados que pudieran resistir los disparos de su artillería.
Dos años más tarde, en 1782 presentó de nuevo la renuncia del cargo, que esta vez fue aceptada, pasando a la reserva como brigadier, y conservando un sueldo de 2.000 reales al mes, más otros 46 000 al año “por los servicios prestados”.

Navío San José

112 cañones

Navío Concepción, 112 cañones. (Planos Francisco Gautier, Ferrol, 1779. Tipo: Purísima Concepción). Colección Museo Naval. España

Suscripción a nuestro boletín

Suscríbase a nuestro boletín. No se pierda las novedades de la Academia de las Ciencias y las Artes Militares.

Por favor, rellene este breve formulario (todos los campos son obligatorios)



X
Suscribirse al boletín de la Academia